Notícies de la Casa pairal dels mallorquins. Pregar a la Cambra santa. Teologia i espiritualitat de la Moreneta de Lluc.

lunes, 31 de enero de 2011

Jardín Botánico de Lluc i la “Dama dels Boixos” (M. Adrover)

(No fa molt vaig tenir el plaer de conèixer en Miquel Adrover, que pujà a Lluc, un dia de neu, juntament amb Victòria Cànaves. Dos fotògrafs vocacionals i bellíssimes persones. Ara ha publicat el que va "fotografiar" aquell dia al seu blog http://destellosdelunayviento.blogspot.com. Gràcies, Miquel. Aquí no ens haguéssim pensat mai que la Dama dels Boixos tengués gairebé tant d'èxit com la Mare de Déu entre un cert públic... )



Para muchos mallorquines y turistas que se acercan al Monasterio de Lluc como uno de los lugares más emblemáticos que visitar en Mallorca, es completamente desconocido uno de sus rincones más salvajes y a la vez más cuidados, su jardín botánico

El origen de este jardín se remonta al año 1956, cuando su función era de lugar de reposo y de meditación para la comunidad religiosa del santuario. Por la especial climatología del lugar, el jardín estaba formado en buena parte por plantas autóctonas y endémicas, más adaptadas al terreno rocoso y a las temperaturas extremas.

En los años 80, y por falta de jardines botánicos en Mallorca, el de Lluc comenzó a recibir visitas de estudiosos y de turistas, lo que obligó a una remodelación y ampliación, llevada a cabo entre 1993 y 2001. Gran parte de este trabajo corrió a cargo del Padre Masià, que hoy en día, con ayuda, sigue cuidando con amor de alguna de las zonas del jardín, un jardín que se le nota en los ojos ama desde el corazón.

Agradecer en este punto las facilidades ofrecidas por el Padre Reynes y Masià para poder entrar en el botánico a pesar de que en invierno esta cerrado a las visitas.

La pretensión de este jardín es mostrar las especies silvestres - sobre todo los árboles y arbustos -, en un ambiente de aspecto natural. La gran cantidad de agua ha creado un espacio para muchas plantas acuáticas y ha propiciado la presencia de muchas aves, que vienen a beber durante el largo y seco verano.

Aparte de las plantas silvestres, el jardín tiene también un área dedicada a las plantas aromáticas y medicinales, y otra - la arboretum -, los árboles de regiones templadas de todo el mundo, acompañados por plantas ornamentales típicas de los jardines mediterráneos.

Siguiendo el itinerario marcado para la visita del jardín se pueden visitar diferentes zonas: Lago Negro, Lago Verde, El Estepar, Lago del Teix, Torrent dels Alocs, Las Penyes Secas, La Canaleta, Font de ses Jerras, El Molinillo, Font de la Roca, El Encinar, Las Peñas de El Águila, La Caseta del Bosque (aquí antes de entrar, en la puerta, se encuentra el silo), Plantas Medicinales, El Torrente de los Ferrerets, La Garriga, la Boixeda, donde encontraremos la Dama (“La Dama dels Boixos” personaje mitológico que defiende los Boj de Mallorca para que vuelvan a formar los bosques de antaño. “Quien corte un boj se llevará una troncazo”, según dice la leyenda que hay bajo de la estatua de la Dama), El Pinar, y camino del Bosque de Montaña. Una vez pasado El Bosque de Montaña llegamos al Gorg Blau (con sus peces), el Invernadero, El Arboretum, el Pinsapo y los Gorgs que nos llevan hacia la salida.

Una de las impresiones que me llevé durante la visita al jardin, es ese pequeño rincón dedicado a la conservación, recuperación e implantación en el jardín del Boj, (Boixo en mallorquín) ya que en estos momentos esta a punto de la desaparición, un pequeño rincón donde vuelven a crecer los árboles que antaño cubrieron parte de la sierra de Tramontana y que hoy casi han desaparecido, además, entre ellos encontrar a su “Dama” figura pagana en un recinto religioso, fue un soplo de aire fresco, ese guiño a las fuerzas telúricas, a la mitología celta, a la Madre Naturaleza me trasmitió el mensaje de conservación hacia el Boj, un árbol apreciado y conocido por su extensión en la isla y que desde el siglo XVI hasta el XIX fue desapareciendo con rapidez debido a su preciada madera y a su fragilidad.

La de Boj, además de ser una madera tradicional de Mallorca (hasta el siglo XIX había grandes bosques de Boj en la Isla con ejemplares que llegaban a los 15 metros) es una madera de primera para construir instrumentos de viento, ya que es de grano muy fino y cerrado. Además de utilizarla para hacer horquillas, cucharas y mangos de cuchillos, durante todo el siglos XVII y XVIII, se utilizó para construir teclados de órganos y un registro de lengüeta del órgano llamado "regalías", los tubos de las cuales eran de buen boj torneado que produce un sonido que imita a las “xeremies”. Hoy en día todavía quedan algunas de estas regalías conservadas en algún órgano histórico mallorquín. En cuanto al boj, actualmente quedan muy pocos y están protegidos. Se en pueden encontrar por la Sierra de Tramuntana dentro del término de Escorca. La variedad de boj mallorquina (Buxus Balearica) es muy diferente a las del resto del mundo (Brasil, Madagascar, etc) de la misma genética sólo se halla encontrar en Marruecos.

Buxus Baleàrica (Boj)

Hábitat

Especie endémica del Mediterráneo occidental, presente en España (Baleares y Andalucía), Argelia y Marruecos

Vive sobre suelos arenosos y pedregosos de naturaleza dolomítica. Se desarrolla desde los 50 a los 1.300 m de altitud, en el piso bioclimático termomediterráneo y meso en ombroclima seco-subhúmedo. Forma parte de la comunidad Cneoro-Buxetum balearicae y matorrales heliófilos sobre suelos decapitados.

Arbusto o pequeño árbol siempre verde, su madera dura y pesada se emplea en ebanistería para tallas delicadas. Alcanza excepcionalmente los 12 m de altura, con un tallo muy ramificado cubierto de una corteza lisa en los ejemplares jóvenes, surcada de resquebrajaduras en los adultos, de color pardogrisáceo. Crece de forma silvestre en zonas de matas, colinas y otros terrenos secos y rocosos

Florece entre abril y mayo

En Peligro de Extinción. Muy vulnerable


Texto y fotos; Miguel Adrover Caldentey

2 comentarios:

  1. Per mi va ser un autentic plaer poder compartir aquells moments en vostès, i de gaudir de la gran amabilitat amb que ens vareu reber, esper tenir l'oportunitat de poder gaudir altre vegada de la seva companyía.
    At. Miquel Adrover

    ResponderEliminar
  2. Molt interesant!
    Sa tendria que recuperar aquest arbre. Gracis per aquest document!

    ResponderEliminar